• Síguenos:
  • Síguenos:
  • LOS LUNES … AL SOL

    Addis Abeba se encuentra situada a 2.600 metros de altitud con respecto el nivel del mar lo que le confiere un clima típico montañoso. En los meses de febrero y marzo la temperatura es fría a primera hora de la mañana, pero a medida que va transcurriendo el día, poco a poco el termómetro va marcando más grados y en sólo un par de horas, terminas en manga corta lo que queda del día hasta que llega la noche a las 7 de la tarde.

    Cuando te inicias en la presentación de documentos y papeles ante la administración etíope, lo primero que percibes es que les encantan los sellos y los papeles. Hasta ahora no sabías lo que era una supporting letter, pero tranquilo que en una mañana te la pueden llegar a pedir hasta en 5 ocasiones. Es simple, necesitas una carta en la que explicas el resto de las cartas y documentos que ya tienes. A esta carta hay que adjuntarle todo tipo de papeles que respalden los otros documentos que ya tienes y eso sí, cuantos más mejor…. fotocopias de tu título del colegio, la Universidad, cartas de tu trabajo, prácticas, justificantes, lo que sea para que parezca que eres más importante. ¡Ah! Y da igual los que presentes, que siempre te faltará uno.

    La normativa etíope castiga con penas graves a los funcionarios por la pérdida de documentación y expedientes, de tal forma que todos los documentos presentados deben ser correctamente clasificados, pero aquí llega el dilema: ¿si tienen que ser correctamente clasificados… porqué los papeles acaban en el suelo y las estanterías vencidas y caídas?, y ¿por qué hay montones y montones de papeles en las mesas? Y ¿sino lo encuentran, lo tienes que presentar otra vez? Siempre me sorprenden cuando al cabo de unos minutos aparece de la nada mi expediente, porque habitualmente tienen todos los números excepto el tuyo. Así que si después de buscarlo durante varios días sigue sin aparecer no pasa nada, te dicen, sólo tienes que presentar todo de nuevo. ¿Todo de nuevo? Sí, todo de nuevo, pero esta vez te hacen el favor de admitirte fotocopias, que es el único privilegio que tienes. Así que al final eso de que se castigue con penas graves, no me lo termino de creer.

    Claro que como en España y siendo Etiopía la cuna del café, las gestiones ante la administración no difieren a las nuestras. ¿Dónde está Ató Daniel? Preguntas inocentemente, “ha salido a tomar café” – te responden. No me lo puedo creer, ¡si hasta hemos importado la moda a España! Así que todas las gestiones de tu mañana se van a reducir a una sola, si es que tienes suerte, toca desayunar por segunda vez y esperar.

    CAMELLOS_SAD4232

    Aunque cuando más emoción percibes y ves que realmente el precio de la entrada al espectáculo ha merecido la pena es cuando comprueban en el ordenador su “data base” y te dice el responsable: “No sales”. No sales – piensas- a lo mejor es que no he entendido bien con el inglés que tienen y con el mío, claro, – “¿puedes repetir?” – preguntas ingenuamente. El funcionario te mira con indiferencia y te dice: – “Que no sales”,- “¿cómo qué no salgo?”- respondes incrédulo- “pues eso, que no sales en la data base”-  entonces ya sí que te quedas alucinado, tanto que no te mueves del sitio aunque el funcionario te haga indicaciones para que te eches a un lado. – ¿Habrá puesto bien el nombre?, piensas – ¡pero si llevo quince años!, entonces te armas de paciencia, respiras profundamente y le vuelves a preguntar educadamente si ha puesto el nombre completo. Él te dice siempre que sí, esto empieza a ser un juego de egos y es el momento en el que no hay que desesperar. Vuelves a respirar ya no una sino dos veces y le pides pausadamente que cambie y pruebe con otro nombre (es el mismo, pero normalmente el otro no lo sabe, porque ha tecleado lo que a él le ha parecido). Vuelve a comprobarlo en el data base y ¡chas! apareces por arte de magia con el número 159. ¡Dios mío que alivio! Está claro que unos cuantos más de estos y envejeces de golpe unos años.

    De todos es sabido que el lunes siempre ha sido un mal día para todo, para ir al médico, se han acumulado los pacientes del fin de semana; para hacer la compra, el domingo estaba cerrado y todos los sitios están llenos; para levantarse, la resaca del fin de semana todavía corre por las venas; y está claro que también para ir a la Administración. Definitivamente el lunes no vas a conseguir nada, demostrado. Sólo hay que ver cómo están abiertas las ventanas de par en par para ver como entra el sol y al ver la cara de los etíopes que te “atienden” ya sabes, los lunes nada, los lunes … al sol.

    Escrito por:
    Paco moreno (Presidente de la ONG ADS)

    20180510_091247

    El acceso al agua potable marca la diferencia en las vidas de las personas, y desde ADS ONG trabajamos diariamente por proporcionar agua potable en Etiopía. Únete a nosotros. 

    Comparte:

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Conoce más

    POSTS ANTERIORES

    PREMIOS TELVA SOLIDARIDAD

    La revista Telva, en la XXIX edición de sus premios Solidaridad, nos ha otorgado el tercer premio a la categoría internacional.

    Los Lunes…al Sol

    La crisis del agua es una crisis que afecta principalmente a mujeres y niñas, pues son ellas las encargadas de ir a recoger agua para sus familias.

    REGRESO AL FUTURO

    Llevaba bastante tiempo sin ponerme a escribir en el blog de la Ong. Sinceramente ha sido por la vuelta a